Los casos de la detective Noemí

La inspectora Noemí fue requerida al escenario de aquel robo.

Debido a las lluvias pasadas , el suelo estaba blando y se marcaban claramente las huellas de dos personas hasta alcanzar una carretera asfaltada , en la cual se siguieron viendo los restos de barro de las huellas durante unos metros para entonces seguir al otro lado de la carretera y dirigirse hacia un acantilado.

Noemí se asomó al acantilado y comprobó que era absolutamente imposible que alguien pudiera descender por él.

Las huellas correspondían presumiblemente a 2 hombres , uno más alto ( por el número del calzado)  pero más delgado  que el otro (por la profundidad).

Iba primero el más bajo  y el alto detrás en fila , con lo que algunas pisadas del segundo se superponían (pero no con exactitud)  sobre las del que iba delante.

Dado la hora de la fuga (de noche) y lo irregular del terreno resultaba imposible que hubieran desandado sobre sus mismas huellas yendo hacia atrás.

La inspectora Noemí sugirió entonces que…

Y los 2 ladrones fueron encontrados unas horas después.

¿Cómo pudo explicar la inspectora Noemí el rastro de las huellas?