¿Quién es el asesino?

Agosto, mes de vacaciones. De ver series, escuchar música, recuerdos…y resolver acertijos.

Este de hoy requerirá algo de investigación en internet y quizá merezca los dos rombos, aunque seguro que lo acabaréis resolviendo antes de lo que parece en un principio.

Interesante que compartáis los avances (que iré confirmando) con todos para seguir adelante.

Si la cosa se atasca , daré alguna pista.

Y el acertijo:

¿Quién es el asesino?

Cumpleaños palindrómico

En el siguiente relato se han colado algunas frases palindrómicas (para el acertijo vamos a considerar tal a aquella en la que al menos 4 palabras seguidas se ven involucradas).

¿Cuántas ves?

Ayer fue el  cumpleaños de Sara y resultó muy difícil de organizar,  algunos invitados no pudieron venir, esgrimiendo algunas excusas un poco raras, como la madre de María que  no la dejaba venir diciéndome cosas  así , María va ir a misa , o yo le aviso si va Eloy , su primo.

Otras tenían ya plan, por ejemplo. Aída da con uno cada día si es necesario para hacer lo que quiere.

También vino Ana , la tacaña catalana.

Finalmente pudimos conseguir la confirmación de varias personas y se organizó una fiesta en el jardín.

Vino su amigo Lute, que nos contó cómo llegó : “ Como vivo cerca , junto con otros 3 amigos que también han venido , decidimos venir andando, cogimos un sendero que no me sonaba y que atravesaba la pinada, descubriendo un nuevo camino ya que la ruta nos aportó otro paso natural entre los pinos.”

Sara saludaba al primo de Lute:

–              Hola, lo siento, no recuerdo tu nombre

–              No pasa nada, yo soy Adán.

Me acercaba distraídamente a los grupos de chicos y chicas que se formaban, escuchando sus conversaciones, hablaban del instituto y los exámenes, no sé si de robarlos o sobornar a un profesor para conseguirlos, algunos estaban a favor y otros en contra:

– Son robos, no sólo son sobornos

– Si acata el soborno con robos, le atacáis.

En otro, solo formado por chicas, preferí alejarme discretamente ante el tono de las frases que escuché

–              ¡Pues eso me dijo!  Desearte me trae sed, ya ves, en serio, ¿De sed? Amigo, no gima de sed, le contesté yo, que a mí, si la moral cede, me declaro malísima.

Y es que parece que 50 sombras también dio que hablar en los jóvenes.

–              A Luci le pasé esa película, comentaba con cierto pudor una chica.

Por supuesto, estaba el grupo de las de los móviles navegando por internet:

-¡Spam! El Google Earth trae el Google Maps, se quejaba una.

Opté por hacer algún truco de números y magia, ese conocido en el cambio los seises por nueves:

Son unos o nueves o seises o… – ¡No sé!… ¡Sí eso! Se ve uno. ¡Son unos!

Exclamé ante la sorpresa general, aunque no me hicieron mucho caso.

Pasó la tarde y la cosa fue a peor; hasta el vecino me preguntó ¿Son mulas o cívicos alumnos?

Una de las niñas parece que no se encontraba bien.  La Mari Tere se retira mal, me avisó una de las niñas, y la pobre chica me dijo que era por los dulces, que ya estaba acostumbrada, “En casa me da, además, acné” me dijo.

También Ema empezó a sentirse mal, así que me preocupé por ella:

–              Ema, si vas a más, avísame , aunque finalmente quedó en nada.

Por supuesto, me abstuve de acercarme mucho al grupo de unas pocas madres que acudieron a la fiesta, aunque pude oír que discutían sobre los maridos:

-El mío no hace nada en casa y siempre quejándose…

-Eso lo dirá mi marido, lo sé.

En fin, preferí alejarme…

Nuestro perro Ares , muy juguetón, se había hecho un corte en la pierna, pero no le impedía estar corriendo y saltando , para sorpresa de Julia que se extrañaba: O sea, ese perro cojo corre pese a eso.

Jugaron a ver quién decía la frase palindrómica con más palabras y con sentido:

-Al amarte, la erre pelea, la eme menea, la ese desea, la ene me mea, la ele perrea. ¡Letra mala!

Puzzles de mesa

Coloca bombillas en algunas de las celdas blancas para que todos los cuadrados blancos se iluminen.

Las bombillas iluminan todos los cuadrados que pueden ver horizontal y verticalmente.

Están bloqueados por celdas negras o por el borde de la rejilla.

No hay dos bombillas que puedan iluminarse entre sí.

Los números en las celdas negras indican cuántas celdas ortogonalmente adyacentes contienen una bombilla.