Una antigua amistad

Antonio había vuelto a su pueblo natal y, mientras paseaba por la Plaza Mayor, se encontró con una vieja amistad.

– Hola Antonio , ¿cómo te ha ido? ¡Hace casi veinte años que no nos vemos!

– ¡Sí!- dijo Antonio- No me puedo quejar. ¡Qué recuerdos! Carlos , tú y yo…cómo disfrutamos juntos cuando eramos niños… Y tú, ¿qué ha sido de tu vida?

– Pues me ha ido bien. Me he casado con alguien que llegó al pueblo después de irte tú. ¡Mira, ésta es mi hija!.

Antonio miró a la niña y le preguntó cómo se llamaba.

– Como mi mamá.- contestó la pequeña.

-Entonces te llamas Susana.- respondió él.

¿Cómo lo supo?

Sobra una jugada.

Tibor Orbán planteó este problema en 1976.

La posición de arriba se puede alcanzar en exactamente 3 movimientos (tanto de blancas como negras) de varias maneras desde la posición inicial, por ejemplo:

1. e4 c6 2. Bb5 e6 3. Bxc6 dxc6
1. e4 e6 2. Bc4 c6 3. Bxe6 dxe6

Pero ¿Cómo se puede llegar exactamente en 4 movimientos? ( También de blancas y negras)

Los casos de la detective Noemí. Asesinato en el asilo.

La detective Noemí estaba explorando lugares de vacaciones y terminó en una isla peculiar. Los habitantes de esta isla son muy particulares acerca de los valores de verdad de sus declaraciones. Hay tres tipos de personas: sinceros, mentirosos y alternantes.

Los sinceros solo dicen cosas que creen que son verdaderas; los mentirosos solo dicen cosas que creen que son falsas; y los alternantes cambian en cada declaración entre las dos. Los alternantes cambian según su propio contador interno, eso significa que, si un extraño comienza una conversación con el alternante, no se sabe, a priori, si la primera declaración del alternante es verdadera o falsa.

Anoche se cometió un asesinato en el asilo de la isla, y la detective Noemí fue invitada a investigar.

Independientemente de ser obsesivos con sus declaraciones, hay otros tres tipos de personas en el asilo: sensatos, delirantes y parciales. La gente sensata cree que los hechos verdaderos son verdad. El sistema médico es peculiar en la isla: todos los médicos están sanos (son sensatos) , y ninguno de los pacientes está completamente sano.

Los pacientes son delirantes o parciales. Un paciente delirante solo cree en hechos que no son ciertos. Además, son muy particulares acerca de sus delirios. Por ejemplo, si dos más dos son cuatro, el paciente delirante cree que dos más dos no son cuatro. Es decir, creen la negación exacta de la declaración verdadera.

Los pacientes parciales combinan rasgos de pacientes delirantes y personas sanas. Cambian la veracidad de sus creencias después de cada declaración que hacen. Entonces un paciente parcial en el estado de cordura puede creer que dos más dos son cuatro, pero después de hacer una declaración, por ejemplo, de que hoy es miércoles, pasan a creer que dos más dos no son cuatro. Al igual que los alternantes, cambian su cordura de acuerdo con un contador interno. Eso significa que un extraño no sabe, a priori, si la primera afirmación se hace en un estado u otro.

Cuando Noemí llegó al manicomio, comenzó examinando la habitación de la víctima.
La víctima era un paciente llamado Zacarías. Él vivía solo en su habitación. La víctima estaba acostada en su cama, con el cráneo aplastado. Al lado de la víctima había una sangrienta estatua de bronce de una bailarina. Obviamente fue el arma homicida. Noemí se puso los guantes y recogió la estatua. Era muy pesada: apenas podía levantarla. Se requeriría una fuerza significativa para usar esta estatua como arma asesina. Noemí examinó a la víctima. El hombre obviamente murió mientras dormía. Noemí calculó el momento de la muerte como en algún lugar entre las 2 y las 5 de la madrugada. Todas las ventanas estaban cerradas; la única forma en que alguien podría haber entrado en la habitación era a través de la puerta, pero la cerradura de la puerta no había sido forzada. Noemí también encontró una estatua en la sala común.

El asilo es pequeño. Solo hay nueve personas allí: Ana, Berta, Carlos, David, Eva, Fanny, Gracia, Horacia e Ismael. Sin contar al muerto. Vale la pena señalar que los miembros del asilo no hablan de cosas que desconocen.

La detective fue a una habitación donde se reunieron todas las personas de asilo. Inmediatamente comenzaron a hablar.

(nombro a cada persona por su inicial)

A: Zacarias era mi amante.
B: Zacarias era mi amante.
C: Zacarias era mi amante.
D: Zacarias era mi amante.
E: Zacarias era mi amante.
F: Zacarias era mi amante.
G: Zacarias era mi amante.
H: Zacarias era mi amante.
I: Zacarias era mi amante.

“Eso fue divertido”, pensó Noemí. Decidió controlar la conversación y preguntó: “Sí o no, ¿eres paciente?”

A: Sí.
B: Sí.
C: No.
D: Sí.
E: Sí.
F: Sí.
G: Sí.
H: No.
I: Sí.

“Con todos estos alternantes y parciales extraños, ¿por qué no hago la misma pregunta otra vez?”, Pensó Noemí. Aquí están las respuestas.

A: Sí.
B: Sí.
C: Sí.
D: No.
E: No.
F: Sí.
G: Sí.
H: Sí.
I: No.

“Mmm, ¿esto me ayudará a encontrar alternantes y parciales?”, pensó Noemí, “¿Qué pasa si un alternante también es parcial? También está el tema curioso de sus delirios. ¿Hay alguna manera de distinguir entre locos y sabios mentirosos? ¿Qué creen las personas locas que creen? Probaré algo más, y preguntó:” Sí o no, ¿cree que es paciente? ”

A: Sí.
B: No.
C: No.
D: No.
E: Sí.
F: No.
G: No.
H: No.
I: No.

Mientras Noemí intentaba poner en orden sus notas y sus pensamientos, los sospechosos se emocionaron y comenzaron a hablar nuevamente sobre su vida amorosa.

A: B era la amante de Zacarias.
B: Creo que C era el amante de Zacarias.
C: D era el amante de Zacarias.
D: Creo que E no era la amante de Zacarias.
E: F era la amante de Zacarias.
F: Creo que G no era la amante de Zacarias.
G: creo que H no era la amante de Zacarias.
H: I era el amante de Zacarias.
I: Creo que A no era la amante de Zacarias.

Luego pasaron al asesinato.

A: Creo que las puertas de los pacientes están cerradas de 11p a 7am y solo los médicos tienen llaves de las habitaciones de los pacientes.
B: Creo que hay un asesino entre los doctores.
C: Creo que vi a una persona que llevaba la estatua a la habitación de la víctima a las 2 AM
D: Creo que la persona que abrió la puerta no es un doctor o un amante.
E: creo que existe un hombre que no es inocente.
F: Creo que hay un asesino entre los pacientes delirantes.
G: Creo que hay un no amante que no es inocente.
H: creo que solo B, C, D e I son lo suficientemente fuertes como para levantar la estatua.
I: Creo que la persona que trajo la estatua a la habitación de Zacarias no es una amante.

Noemí regresó a su habitación de hotel para escribir un informe. Al final del informe, quería tener una lista para cada persona. Además de resolver el crimen, Noemí quiere descubrir quién es quién. No está claro si la persona que abrió la habitación y / o la persona que trajo la estatua a la sala también cometió el asesinato. Es curioso que para la culpa también necesita tres categorías por las dudas.

La primera característica de la lista está relacionada con la cordura. Dirá si la persona es

parcial,
delirante, o
sensato.

El segundo punto es sobre la veracidad. Dirá si la persona es

un alternante,
un mentiroso, o
un sincero.

El tercer punto está relacionado con la culpa:

un cómplice,
culpable de asesinato, o
inocente.

Por favor, ayuda a la detective Noemí.