Acertijo de Pensamiento Lateral – O fortuna, imperatrix mundi

Un saludo cordial a todos los que siguen esta prestigiosa página de acertijos, juegos de ingenio y miscelaneas…

De parte de Moisés (editor y comunicador social peruano), quien les escribe aqui como nuevo redactor, me encargaré de primicias del Pensamiento Lateral, siempre teniendo en cuenta las fuentes a las cuales pertenecen.

Aqui les dejo una:

“Durante un entierro, Felipe arrojó un gran ramo de flores y un par de tijeras al ataúd. Más tarde, llama a la policía”

Fuente: Dlaczego!? (Kacper Lesniak)

A romper los cocos, que tiene su dificultad…

 

Yogures

Yogur

El otro día me encontré un yogur en al mesa de la cocina, parecía que se había caído al suelo pues estaba abollado. Seguro que se le había caído a mi hermano y lo había dejado ahí. Le quité el bollón y lo volví a meter a la nevera.

Al hacerlo y cerrarla pensé que si la volvía abrir ya no sabría identificarlo, lo había mezclado con muchos más y ya no estaba abollado. ¿Qué puedo hacer para no comérmelo?, pensé. Lo primero que se me ocurrió fue dejar de comer yogures durante un tiempo para tener la seguridad de que se lo comía otro. Un poco drástico, ¿verdad?.

Al día siguiente, tras la comida, fui a coger un yogur (no podía renunciar a ellos) y me di cuenta de cómo podía tener la seguridad de no coger el “sobado” por mi querido hermano. ¿Qué se me ocurrió?

NOTA: La nevera estaba llena de yogures.
Supongo que será un acertijo fácil, pero me parece un buen ejemplo de cómo evitar una solución drástica a un problema simplemente utilizando un poco el ingenio. Seguro que se puede hacer lo mismo con muchos otros problemas de la vida…

Acertijo. Alegría contenida en el pueblo.

Durante una noche fría y oscura , los habitantes de aquel pueblo oyeron un fuerte sonido proveniente del mar. Salieron de sus casas y corrieron al muelle, vieron una gran sombra enorme muy cerca de la costa que se aproximaba lentamente al pueblo , y en ese momento , mientras contenian su alegría  , pensaron “hoy estamos de suerte”, ¿por qué?

Acertijo planteado por Céfiro.