Atrapados y…¿condenados?

Un amigo y tú habéis sido capturados en una isla desierta gobernada por un déspota matemático enloquecido.

Se os encerrará en celdas separadas en la prisión de la isla y luego se establecerá la siguiente tarea:

Cada minuto durante una hora cada uno arrojará una moneda. Los lanzamientos son simultáneos, y después de cada lanzamiento haréis una predicción de si el lanzamiento de la otra persona fue cara o cruz.

Entonces, ambos hacen 60 lanzamientos y 60 predicciones.

El déspota dictamina que os matará a los dos si en alguna de las 60 predicciones (turno de lanzamiento) ambas son correctas. (En otras palabras, ambos lanzáis la moneda, ambos predecís el resultado del lanzamiento de la otra persona, y ambos acertáis).

Para escapar con  vida, al menos uno  debe predecir incorrectamente cada vez el resultado del otro.

Os dan diez minutos para idear una estrategia de supervivencia antes de ser llevados a las celdas. Una vez que estáis en las celdas no podéis comunicaros entre ellas, aunque obviamente podéis ver los resultados de vuestros propios lanzamientos.

¿Puedes garantizar tu supervivencia y, de ser así, cómo?

Sobre el autor

Jose

Si quieres ocultar tu comentario usa:
[spoiler] AQUI TU COMENTARIO [/spoiler]

8 comentarios sobre “Atrapados y…¿condenados?”

  1. Este me suena de hace algún tiempo. A ver si me acuerdo.
    Show ▼

  2. Tal vez…Show ▼

  3. Alguien podría explicarme la solución .
    La de rojo merlin no acabo de entenderla.
    Me explico
    Si el prisionero A dice siempre lo que le ha salido y el otro siempre cambia lo que le sale a él….
    Si A sale cara y B sale cruz y cambia dirá que A es cara …..
    Tal vez quien no ha comprendido el enunciado ,ni la solución de rojo merlin soy yo. Si me lo explicáis…..
    Gracias

  4. Tiene que fallar al menos uno, en cada tirada.
    Trataré de explicarlo mejor.
    Somos tu y yo. Yo siempre diré lo que me salga a mi (para acertar tu jugada) y tu siempre dirás lo contrario de lo que te salga (para acertar mi jugada).
    Solo hay dos jugadas posibles, que salgan cara y cruz, o que salgan iguales (dos caras o dos cruces).
    Si salen iguales, yo acierto la tuya, pero tu fallas la mía.
    Si salen distintas, yo fallo la tuya, y tu aciertas la mía.
    Así siempre es seguro que falla uno de los dos.

  5. Así siempre es seguro que falla uno de los dos.
    SI.
    SIEMPRE YO. 🙂
    Gracias por la explicación rojo merlín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *