Acertijo policial. Un crímen en la cabaña

 

La policia fué avisada de que el cuerpo sin vida de Sr. Robinson Cooper, había aparecido en su cabaña cerca del lago.
Las ventanas estaban cerradas a cal y canto desde el interior, al igual que la puerta que tuvo que ser derribada. Un intenso
fuego encendido en la chimenea, impedía que nadie hubiera entrado o salido por ahí, además no había huellas ni ningún rastro en la
escena del crímen.
– Le han disparado a bocajarro, a menos de un metro de distancia – Le contaba un oficial de policía al detective encargado del caso.
– ¿Quién nos avisó del suceso?- , preguntó. – Sus sobrinos que venían a visitarlo, lo vieron desplomado en el suelo desde una de las
ventanas y enseguida nos llamaron. –
Antes de que se pudiera interrogar a cada uno de los tres sobrinos, el abogado de Robinson apareció con gesto de preocupación
en un lujoso berlina. Luego de haber visto el cuerpo relató:
– Esta mañana hablé por telefono con el Sr. Cooper, quería que viniera aquí porque deseaba desheredar a uno de los muchachos. No
me dijo a quién. Le comenté que tenía que ver a unos clientes y que me pasaría por aquí sobre esta hora. No quiero ni imaginar si
alguno de ellos me oyó y lo ha matado… –
En efecto, los tres chicos estuvieron por la mañana en la salita del bufete de abogados. Habían ido a hablar con él por un asunto
de herencias, sin embargo cuando el abogado salió de su oficina ya se habian marchado.
El detective con una mirada de recelo, interrogó a los tres muchachos:

– ¿Dónde fueron esta mañana con tanta prisa? –

Ernesto: Como el señor Donovan tardaba tanto en su oficina, decidimos irnos por separado a terminar tareas y encontrarnos con
el tío Cooper aquí a las una del medio día. Íbamos a hablar sobre la repartición de la herencia, ya que según nos relató días
antes, quería dejar a uno de nosotros sin nada. Yo estuve de compras en el centro comercial, aquí está el ticket con la hora
por si quiere corroboralo.

Manuel: Después de marcharnos del bufete, yo fuí a sacar dinero al banco y a cortarme el pelo. Estoy seguro que si miran las
cintas de seguridad apareceré, también puede preguntar a franchesco el peluquero que me atendió.

Frank: Yo me fuí a casa y estuve cocinando. No hay nadie que pueda confirmar mi coartada porque vivo solo y ningún vecino me vió.

– ¿Qué razón tenía vuestro tio para desheredar a uno de ustedes? – inquirió el detective.

Los tres contestaron sin dudar que era porque le debía dinero a alguien. – Podría habernos dado menos cantidad a todos nosotros, sin embargo
decidió que era mejor no dar nada a uno. Sabíamos que adeudaba dinero porque recibía llamadas que lo ponían nervioso y acababa
malhumorado y gritando que pronto pagaría.

– ¿Alguien pudo haber visto el nombre del desherado escrito?

Los tres negaron ese hecho, ya que su tio escondía celosamente el testamento y nadie sabía dónde lo guardaba, ni siquiera el abogado.
Nunca lo sacaba en presencia de ninguno de ellos, tan solo si estaban todos.

Un minucioso exámen de la casa, reveló restos de polipropileno y alcohol de quemar en la chimenea, al igual que los restos
calcinados de un testamento. No había ningún arma en casa, por lo que se descarta el suicidio. Según la autopsia, el Sr. Robinson
murió entre las 11 y las 12 y medía de ese mismo día por una bala del calibre 38 que le atravesó el craneo provocandole muerte instantánea.
El detective llevó a cabo la detención del asesino y recompuso el suceso, ¿puedes hacerlo tú?

(1) ¿Quién asesinó a Robinson Cooper?

(2) ¿Como entró y salió el asesino?

(3) ¿Cual fué el motivo del crímen?

 

Acertijo original de Céfiro

Los casos de la inspectora Noemí.

 

logo_investigacion.jpg

Noemí estaba todavía con sueño , a pocos kilometros de Elche , donde había asistido a una fiesta  de nochevieja, cuando sono su teléfono. La llamaba su amiga y policia  Aitana , que se encargaba de los casos por la zona.

Le dijo que fuera a una casa , donde al parecer se había  cometido un asesinato.

Noemí llegó , abrieron la puerta y allí estaba Aitana , acompañada por 3 hombres y una mujer.

Buenos dias y feliz año! se dijeron mutuamente.

Anoche hubo una cena de fin de año aquí , durante la cual falleció el dueño de la casa.El cadaver ha sido retirado , se trataba del Sr. Tomás García.La Sra. Garcia, está descansando en su dormitario .- dijo Aitana

Estas 4 personas son los invitados a la cena , no?  .-preguntó Noemí.

Sí. Jorge Martinez es -(era)-el contable del sr. Garcia. Hilaria Sanchez is una amiga de la sra. Garcia , es escritora y tiene publicados  varios libros de cocina. Santiago Hernandez es socio en la empresa del difunto y Genaro  Garcia es sobrino del matrimonio dueño de la casa.

Noemí se sentó frente a ellos , mientras Aitana  cogía su block de notas.Vengo como ayudante de la agente Aitana ,y me gustaría que me contaran , con el mayor detalle posible que es lo que sucedió anoche…

Comenzó Hernandez : Hasta medianoche , fue una bonita reunion , practicamente igual ala del año pasado , salvo que en aquella no estaba Genaro aquí…

He empezado  mis estudios en la universidad este año , y mientras busco un alojamiento propio , estoy viviendo en cas de mis tios…dijo Genaro.

Hilaria continuó…”no pasó nada especial , ya sabe, chistes , risas , cotilleos…un poco antes de la medianoche , Marta (la sra. Garcia) , Santiago y yo , estuvimos preparando unos aperitivos , las uvas y el cava…no es una noche para trabajar mucho, así que fueron solo unos canapes y pinchos de tortilla , y usamos platos de plastico y servilletas de papel; no es cuestion de dejar todo sucio para fregar dia siguiente , dijo  entre sollozos, mientras se limpiaba alguna lagrima con una servilleta del cocktail de anoche.

Y despues? algun detalle extraño? algo fuera de lo normal?.-preguntó Noemí

-Nada especial , conforme se acercaban las campanadas – dijo Jorge Martinez- rellené las copas para brindar y cada uno cogió sus 12 uvas ; antes habíamos tomado algunos de los canapes. En el brindis , Santiago y Tomás brindaron con tanta fuerza ( supongo que el vino que habiamos estado tomando antes también influyó, especialmente en Tomás ) que se salpicaron , manchandose un poco el traje Tomás , pero se lo limpió rapidemente sin dejar marca alguna.

A  los pocos minutos del brindis , Tomás cayó al suelo ; pensamos que fue un infarto y llamamos a la ambulancia.Cuando se presentó el medico , certificó su defuncion , dijo que le parecia sospechoso y llamó a la policia.

-Gracias – dijo Noemí- . Aitana , el examen médico  reveló algo interesante?

-El doctor dice que es una muerte tipica por envenenamiento, sin ninguna duda , producido por una sustancia que actua rapidamente, sin embargo se ha analizado su ropa , copa de cava, copa de vino, canapés…y nada , no hay trazas de veneno ni de como pudo ser ingerido.

-¿Algo en los bolsillos del Sr. Garcia?.-

-Nada relevante, unas llaves, alguna moneda y un peine , se analizó también y nada , ni rastro de veneno.

-Bueno , si se confirma la ausencia de veneno en todo lo que me dices , creo que ya sé como fue envenenado el Sr. García.

Y tú ? Podrás descubrir al asesino y el método utilizado?

“Los casos de la inspectora Noemí” son casos policiacos ( ficticios)  yNO son de pensamiento latera; siempre hay alguna pista que llevará al culpable ( o culpables) de un modo lógico.

Este es el primer caso , iré publicando más…