Larga cabalgada.

Arriba se muestra un tablero de cuadrados de diferentes colores con un caballo de ajedrez en la esquina superior izquierda y un cuadrado con el destino final en la esquina inferior derecha.

Tu tarea es guiar al caballo desde su posición inicial al cuadrado final utilizando movimientos de caballo de ajedrez reglamentarios.

El caballo solo puede visitar cuadrados amarillos para alcanzar su objetivo.

Ánimo, son solo cuarenta y … movimientos (la mejor solución de la que dispongo).

El caballo de ajedrez. Laberinto.

Arriba se muestra una cuadrícula de cuadrados rojos y blancos con un caballo de ajedrez en la esquina superior izquierda y un cuadrado verde en la esquina inferior derecha.

Tu objetivo es guiar al caballo desde su posición inicial al cuadrado verde usando movimientos de caballo de ajedrez reglamentarios.

El caballo solo puede visitar casillas blancas para alcanzar su objetivo.

Laberinto ajedrecístico.

Un laberinto de ajedrez, el nombre lo dice todo; debes mover el caballo desde la casilla roja a la casilla azul.

Pero eres un caballo pacífico, así que no matas a otras piezas, pero las otras piezas no son pacíficas, por lo que pueden atacarte.

Ten cuidado y no pases por casillas atacadas por el bando negro.

Laberinto ajedrecístico.

Un laberinto de ajedrez es una especie de acertijo de ajedrez donde:

         Solo mueve un jugador (y generalmente solo tiene una pieza).
         Debe capturar una pieza con cada movimiento.
         El objetivo es capturar todas las piezas opuestas.

Sin embargo, este laberinto de ajedrez es algo especial.

Cada vez que la única pieza blanca hace una captura, se convierte en la pieza que acaba de capturar.

Por ejemplo, en 1. Txg1 un posible próximo movimiento es 2. Cxh3.

Aclaración: si la pieza blanca se convierte en un peón, se mueve de la misma manera que un peón blanco.

Una solución correcta no tendrá piezas restantes, excepto un rey blanco en h8.

Peones coronados.

Este rompecabezas utiliza los movimientos del álfil, la torre y el peón del ajedrez.
Cada pieza sigue sus movimientos según las reglas habituales.
El peón solo puede avanzar.
Ninguna de estas piezas puede saltar sobre otra pieza.
Comenzamos colocando las piezas en las posiciones indicadas en la imagen de arriba.

El objetivo es llevar los tres peones a la fila del extremo superior final del tablero.
Nota: en el ajedrez, cuando un peón llega al final del tablero, es promovido a una pieza de tipo diferente, sin embargo, en este rompecabezas sigue siendo un peón.

¿En cuántos movimientos lo consigues?