Los casos de la detective Noemí. Asesinato en el asilo.

La detective Noemí estaba explorando lugares de vacaciones y terminó en una isla peculiar. Los habitantes de esta isla son muy particulares acerca de los valores de verdad de sus declaraciones. Hay tres tipos de personas: sinceros, mentirosos y alternantes.

Los sinceros solo dicen cosas que creen que son verdaderas; los mentirosos solo dicen cosas que creen que son falsas; y los alternantes cambian en cada declaración entre las dos. Los alternantes cambian según su propio contador interno, eso significa que, si un extraño comienza una conversación con el alternante, no se sabe, a priori, si la primera declaración del alternante es verdadera o falsa.

Anoche se cometió un asesinato en el asilo de la isla, y la detective Noemí fue invitada a investigar.

Independientemente de ser obsesivos con sus declaraciones, hay otros tres tipos de personas en el asilo: sensatos, delirantes y parciales. La gente sensata cree que los hechos verdaderos son verdad. El sistema médico es peculiar en la isla: todos los médicos están sanos (son sensatos) , y ninguno de los pacientes está completamente sano.

Los pacientes son delirantes o parciales. Un paciente delirante solo cree en hechos que no son ciertos. Además, son muy particulares acerca de sus delirios. Por ejemplo, si dos más dos son cuatro, el paciente delirante cree que dos más dos no son cuatro. Es decir, creen la negación exacta de la declaración verdadera.

Los pacientes parciales combinan rasgos de pacientes delirantes y personas sanas. Cambian la veracidad de sus creencias después de cada declaración que hacen. Entonces un paciente parcial en el estado de cordura puede creer que dos más dos son cuatro, pero después de hacer una declaración, por ejemplo, de que hoy es miércoles, pasan a creer que dos más dos no son cuatro. Al igual que los alternantes, cambian su cordura de acuerdo con un contador interno. Eso significa que un extraño no sabe, a priori, si la primera afirmación se hace en un estado u otro.

Cuando Noemí llegó al manicomio, comenzó examinando la habitación de la víctima.
La víctima era un paciente llamado Zacarías. Él vivía solo en su habitación. La víctima estaba acostada en su cama, con el cráneo aplastado. Al lado de la víctima había una sangrienta estatua de bronce de una bailarina. Obviamente fue el arma homicida. Noemí se puso los guantes y recogió la estatua. Era muy pesada: apenas podía levantarla. Se requeriría una fuerza significativa para usar esta estatua como arma asesina. Noemí examinó a la víctima. El hombre obviamente murió mientras dormía. Noemí calculó el momento de la muerte como en algún lugar entre las 2 y las 5 de la madrugada. Todas las ventanas estaban cerradas; la única forma en que alguien podría haber entrado en la habitación era a través de la puerta, pero la cerradura de la puerta no había sido forzada. Noemí también encontró una estatua en la sala común.

El asilo es pequeño. Solo hay nueve personas allí: Ana, Berta, Carlos, David, Eva, Fanny, Gracia, Horacia e Ismael. Sin contar al muerto. Vale la pena señalar que los miembros del asilo no hablan de cosas que desconocen.

La detective fue a una habitación donde se reunieron todas las personas de asilo. Inmediatamente comenzaron a hablar.

(nombro a cada persona por su inicial)

A: Zacarias era mi amante.
B: Zacarias era mi amante.
C: Zacarias era mi amante.
D: Zacarias era mi amante.
E: Zacarias era mi amante.
F: Zacarias era mi amante.
G: Zacarias era mi amante.
H: Zacarias era mi amante.
I: Zacarias era mi amante.

“Eso fue divertido”, pensó Noemí. Decidió controlar la conversación y preguntó: “Sí o no, ¿eres paciente?”

A: Sí.
B: Sí.
C: No.
D: Sí.
E: Sí.
F: Sí.
G: Sí.
H: No.
I: Sí.

“Con todos estos alternantes y parciales extraños, ¿por qué no hago la misma pregunta otra vez?”, Pensó Noemí. Aquí están las respuestas.

A: Sí.
B: Sí.
C: Sí.
D: No.
E: No.
F: Sí.
G: Sí.
H: Sí.
I: No.

“Mmm, ¿esto me ayudará a encontrar alternantes y parciales?”, pensó Noemí, “¿Qué pasa si un alternante también es parcial? También está el tema curioso de sus delirios. ¿Hay alguna manera de distinguir entre locos y sabios mentirosos? ¿Qué creen las personas locas que creen? Probaré algo más, y preguntó:” Sí o no, ¿cree que es paciente? ”

A: Sí.
B: No.
C: No.
D: No.
E: Sí.
F: No.
G: No.
H: No.
I: No.

Mientras Noemí intentaba poner en orden sus notas y sus pensamientos, los sospechosos se emocionaron y comenzaron a hablar nuevamente sobre su vida amorosa.

A: B era la amante de Zacarias.
B: Creo que C era el amante de Zacarias.
C: D era el amante de Zacarias.
D: Creo que E no era la amante de Zacarias.
E: F era la amante de Zacarias.
F: Creo que G no era la amante de Zacarias.
G: creo que H no era la amante de Zacarias.
H: I era el amante de Zacarias.
I: Creo que A no era la amante de Zacarias.

Luego pasaron al asesinato.

A: Creo que las puertas de los pacientes están cerradas de 11p a 7am y solo los médicos tienen llaves de las habitaciones de los pacientes.
B: Creo que hay un asesino entre los doctores.
C: Creo que vi a una persona que llevaba la estatua a la habitación de la víctima a las 2 AM
D: Creo que la persona que abrió la puerta no es un doctor o un amante.
E: creo que existe un hombre que no es inocente.
F: Creo que hay un asesino entre los pacientes delirantes.
G: Creo que hay un no amante que no es inocente.
H: creo que solo B, C, D e I son lo suficientemente fuertes como para levantar la estatua.
I: Creo que la persona que trajo la estatua a la habitación de Zacarias no es una amante.

Noemí regresó a su habitación de hotel para escribir un informe. Al final del informe, quería tener una lista para cada persona. Además de resolver el crimen, Noemí quiere descubrir quién es quién. No está claro si la persona que abrió la habitación y / o la persona que trajo la estatua a la sala también cometió el asesinato. Es curioso que para la culpa también necesita tres categorías por las dudas.

La primera característica de la lista está relacionada con la cordura. Dirá si la persona es

parcial,
delirante, o
sensato.

El segundo punto es sobre la veracidad. Dirá si la persona es

un alternante,
un mentiroso, o
un sincero.

El tercer punto está relacionado con la culpa:

un cómplice,
culpable de asesinato, o
inocente.

Por favor, ayuda a la detective Noemí.

¿Qué tal detective eres?

Uno de cierto tipo de acertijos que se publicaban en algunas revistas infantiles de la extinta  URSS…la leyenda dice que los escolares, que encontraban fácilmente las respuestas correctas eran seleccionados para la KGB… 😀 😀 😀

 

Fíjate cuidadosamente en la imagen e intenae responder las seis preguntas de abajo.

1. ¿En qué época del año están?

2. ¿En qué mes?

3. ¿El niño tiene vacaciones o va a la escuela?

4. ¿Hay agua corriente en el piso?

5. ¿Quién vive en este apartamento, excepto el padre y el hijo, que se puede ver en la imagen?

6. ¿Cuál es la profesión del padre?

Historias de la detective Noemí

En el momento en que la inspectora Noemí s entró a la habitación (imagen de arriba, haz click para agrandar), se encendió la electricidad del interior. Una bombilla iluminó la pequeña habitación y reveló a un hombre en una celda, tratando desesperadamente de escapar.

El hombre miró a la inspectora y dijo:

“Deberías ser Noemí. Un loco me secuestró y me encerró aquí. Dijo que una vez que entras, tienes exactamente 13 minutos para liberarme. Después de eso, todo el lugar explotará. Por favor, date prisa, tenemos que descubrir la combinación correcta de 4 dígitos que desbloquea la caja fuerte de allí. La llave que abre mi celda está dentro “.

Noemí escuchó con atención, trató de calmar a la persona lo mejor que pudo y luego comenzó a examinar la habitación. Tres viejos relojes electrónicos, arrojados negligentemente … Notó que a pesar de que los relojes marcaban horas distintas, sí funcionaban correctamente, aunque a 2 de ellos les fallaban 5 segmentos ( a cada reloj) de los que marcaban los dígitos.

Noemí pasó los siguientes minutos tratando de descubrir la combinación correcta para la caja fuerte. El tiempo se estaba agotando rápidamente, y el hombre se estaba poniendo cada vez más ansioso. De repente, con solo 2 minutos restantes en el reloj, lo vio claro.

Introdujo un número de 4 dígitos y la caja fuerte se abrió.

¿Serás capaz de encontrar tú el código?

Mensaje encriptado para la inspectora Noemí

La inspectora Noemí usó su llave maestra y entró al apartamento dónde unos asesinos escondían una documentación secreta.

Sara, su ayudante, le había dejado un mensaje encriptado indicándole el lugar exacto en el que se encontraba la documentación, ya que ella no pudo llevarse los documentos.

Noemí leyó la nota que decía:

AH CERE DALE D NO JA CRECRET LENE

 

Utilizando su experiencia y conocimientos, Noemí descifró el mensaje rápidamente.

¿Dónde estaban los documentos?

Los casos de la detective Noemí

La inspectora Noemí fue requerida al escenario de aquel robo.

Debido a las lluvias pasadas , el suelo estaba blando y se marcaban claramente las huellas de dos personas hasta alcanzar una carretera asfaltada , en la cual se siguieron viendo los restos de barro de las huellas durante unos metros para entonces seguir al otro lado de la carretera y dirigirse hacia un acantilado.

Noemí se asomó al acantilado y comprobó que era absolutamente imposible que alguien pudiera descender por él.

Las huellas correspondían presumiblemente a 2 hombres , uno más alto ( por el número del calzado)  pero más delgado  que el otro (por la profundidad).

Iba primero el más bajo  y el alto detrás en fila , con lo que algunas pisadas del segundo se superponían (pero no con exactitud)  sobre las del que iba delante.

Dado la hora de la fuga (de noche) y lo irregular del terreno resultaba imposible que hubieran desandado sobre sus mismas huellas yendo hacia atrás.

La inspectora Noemí sugirió entonces que…

Y los 2 ladrones fueron encontrados unas horas después.

¿Cómo pudo explicar la inspectora Noemí el rastro de las huellas?