Historias de la detective Noemí

En el momento en que la inspectora Noemí s entró a la habitación (imagen de arriba, haz click para agrandar), se encendió la electricidad del interior. Una bombilla iluminó la pequeña habitación y reveló a un hombre en una celda, tratando desesperadamente de escapar.

El hombre miró a la inspectora y dijo:

“Deberías ser Noemí. Un loco me secuestró y me encerró aquí. Dijo que una vez que entras, tienes exactamente 13 minutos para liberarme. Después de eso, todo el lugar explotará. Por favor, date prisa, tenemos que descubrir la combinación correcta de 4 dígitos que desbloquea la caja fuerte de allí. La llave que abre mi celda está dentro “.

Noemí escuchó con atención, trató de calmar a la persona lo mejor que pudo y luego comenzó a examinar la habitación. Tres viejos relojes electrónicos, arrojados negligentemente … Notó que a pesar de que los relojes marcaban horas distintas, sí funcionaban correctamente, aunque a 2 de ellos les fallaban 5 segmentos ( a cada reloj) de los que marcaban los dígitos.

Noemí pasó los siguientes minutos tratando de descubrir la combinación correcta para la caja fuerte. El tiempo se estaba agotando rápidamente, y el hombre se estaba poniendo cada vez más ansioso. De repente, con solo 2 minutos restantes en el reloj, lo vio claro.

Introdujo un número de 4 dígitos y la caja fuerte se abrió.

¿Serás capaz de encontrar tú el código?

Mensaje encriptado para la inspectora Noemí

La inspectora Noemí usó su llave maestra y entró al apartamento dónde unos asesinos escondían una documentación secreta.

Sara, su ayudante, le había dejado un mensaje encriptado indicándole el lugar exacto en el que se encontraba la documentación, ya que ella no pudo llevarse los documentos.

Noemí leyó la nota que decía:

AH CERE DALE D NO JA CRECRET LENE

 

Utilizando su experiencia y conocimientos, Noemí descifró el mensaje rápidamente.

¿Dónde estaban los documentos?

Los casos de la detective Noemí

La inspectora Noemí fue requerida al escenario de aquel robo.

Debido a las lluvias pasadas , el suelo estaba blando y se marcaban claramente las huellas de dos personas hasta alcanzar una carretera asfaltada , en la cual se siguieron viendo los restos de barro de las huellas durante unos metros para entonces seguir al otro lado de la carretera y dirigirse hacia un acantilado.

Noemí se asomó al acantilado y comprobó que era absolutamente imposible que alguien pudiera descender por él.

Las huellas correspondían presumiblemente a 2 hombres , uno más alto ( por el número del calzado)  pero más delgado  que el otro (por la profundidad).

Iba primero el más bajo  y el alto detrás en fila , con lo que algunas pisadas del segundo se superponían (pero no con exactitud)  sobre las del que iba delante.

Dado la hora de la fuga (de noche) y lo irregular del terreno resultaba imposible que hubieran desandado sobre sus mismas huellas yendo hacia atrás.

La inspectora Noemí sugirió entonces que…

Y los 2 ladrones fueron encontrados unas horas después.

¿Cómo pudo explicar la inspectora Noemí el rastro de las huellas?

¿Eres buen observador?

detetive

Fíjate bien en la imagen de arriba y contesta las siguientes preguntas:

1.- ¿Cuanto falta para la próxima luna nueva?

2.- ¿Será pronto de noche?

3.- ¿En qué época del año estamos?

4.-¿En qué dirección fluye el río?

5.- ¿Es navegable?

6.- ¿Va el tren muy rápido?

7.- ¿Cuánto hace que pasó el tren anterior?

8.- ¿Hay un puente cercano?

9.-¿ Hay algún aeródromo   en la zona?

10.- ¿ Hace viento?

 

 

Casos de la inspectora Noemí.

inspectora-Noemi
Cerca de una pequeña casa blanca en el borde del bosque, hace dos semanas a las 23.30 horas fue encontrado muerto un hombre. La investigación se estancó, y, como siempre en estos casos, se solicitó  la ayuda de la inspectora Noemí , que se trasladó inmediatamente al lugar de los hechos con el capitán de la pilcía y la persona que descubrió el cadáver ( imagen).
– Ocurrió de la siguiente manera – comenzó a contar el testigo  durante la inspección de la escena.-  Yo estaba montando una bicicleta a lo largo del borde del bosque. De repente de entre los arbustos saltó un hombre alto con una chaqueta de color gris claro y comenzó a correr a través del campo. Salté de la bicicleta , miré hacia los arbustos y vi el cadáver , boca arriba con la cara ensangrentada. Rápidamente subí  a la bicicleta y fui a la estación de policía más cercana.
– ¿Recuerda todos los detalles?
– Por supuesto.
– ¿Conocía al muerto?
– En realidad no mucho. Justo  esa misma noche nos sentamos juntos en un restaurante de verano. Bebió bastante e incluso afirmó que tenía con él una gran suma de dinero que ganó en la lotería.
– ¡Alto! – Dijo la inspectora Noemí. – Entonces , de momento está bajo arresto.

¿Qué llevó a la inspectora a sospechar del testigo?