De millas a kilómetros

Ens estos días de viaje por el oeste americano, el GPS del coche marcaba las distancias en millas por lo que siempre tení yo un motivo para ir calculando mentalmente las distancias en kilómetros, algo que me gusta hacer habitualmente.

El método que usaba era simple, al número de millas le sumaba la mitad y le añadía el 10% del número inicial, lo que me daba una aproximación bastante buena:

Ejemplo:

42 millas —-> 42 + 21 +4 = 67 km ( valor correcto: 67,6)

Ocurrió que al hacerlo con 34 y 89, me llamó la atención algo en lo que no había caído y que luego comprobé que era así para el resto de números.

¿Qué fue lo que descubrí?