Construyendo puentes

Tenemos un grupo de islas circulares y formas parte del grupo de ingenieros contratado para conectar las islas entre sí mediante una red de puentes de línea recta.

Los puentes no pueden cruzarse entre sí ni pasar sobre las islas, y solo pueden colocarse horizontalmente (este-oeste) o verticalmente (norte-sur).

Un par de islas se pueden conectar con un máximo de dos puentes. Todas las islas deben estar conectadas juntas en un solo grupo.

Cada isla tiene un valor igual al número total de puentes que lo conectan con sus vecinos. Los letreros con forma de rombo muestran, para cada una de las cuatro direcciones (Norte, Sur, Este, Oeste), la suma de los valores de las islas que se encuentran en la dirección indicada por el signo.

Además:

Ningún valor puede repetirse dentro de una  suma.
Los puentes no pueden atravesar los letreros.

Pero un letrero  no muestra números, y ya nadie recuerda todo el diseño … ¿Cómo vamos a construir los puentes?

Lobos y ovejas

Un pastor lleva a sus dos ovejas todos los días a un prado de 7×7, para que puedan comer la hierba fresca allí.

Sin embargo, hay cinco lobos en el césped que quieren comerse las ovejas.

El pastor decidió construir una cerca cerrada y sin intersección alrededor de las ovejas, para que todos los lobos queden en el exterior.

Planificó cuidadosamente la forma de la valla e instaló varias señales que mostraban la cantidad de trozos de valla (cada lado de la celda)  alrededor de las celdas correspondientes.

¿Puedes determinar la forma de la cerca que el pastor va a construir?

 

Creado por Rajesh Kumar

Serpientes numéricas

Un nuevo juego rompecabezas original de Japón, de donde provienen los mejores acertijos lógicos de lápiz y papel.

En Serpientes numéricas ,  el desafío es dibujar ‘serpientes’ en el tablero. Cada serpiente conecta los dígitos en un rango (marcado arriba a la izquierda), desde 1 hasta el número más alto indicado , con números consecutivos que se unen vertical u horizontalmente a círculos adyacentes (Nunca en diagonal).

Las serpientes no pueden cruzar círculos negros ni entre ellas.

Aquí tenéis  hay una  simple y la solución.

Se deben rellenar todos los círculos ( respetando, claro está los números ya indicados).

Fue inventado por Naoki Inaba, uno de los principales cerebros de rompecabezas de Japón, conocido por sus puzzles sobre áreas de los que aquí ya hemos puesto alguno.