Contraseña perdida.

Bueno, hoy llegué a casa y descubrí que mi contraseña era rechazada. Maldiciendo, encontré un aviso de la aplicación.

    

     Consideramos que su contraseña no era muy segura, por lo que la cambiamos.

No la escribimos en la nota por si alguien más abre su ordenador; como sabemos que es aficionado a los puzzles ocultamos la nueva contraseña en el siguiente rompecabezas.

Si no la encuentra, alguno de los lectores del blog, especialmente Rojo Merlin puede servir de ayuda. 😉

¿Cuál es la contraseña?

Divide el alfabeto.

Cada letra del alfabeto que se muestra arriba se puede cortar en dos piezas que tienen exactamente la misma forma y tamaño.

Cortando solo a lo largo de líneas de cuadrícula y diagonales de 45 grados, ¿puedes dividir cada letra en sus dos partes idénticas?

Puedes rotar y voltear las piezas para hacerlas coincidir.

Está dado la respuesta a la letra D como ejemplo.

Laberinto unidimensional

Comienza desde el primer dígito a la izquierda (4) , y el objetivo es encontrar una ruta hasta el último dígito a la derecha (0) en el número más corto de saltos a la izquierda o a la derecha.

El número en cada cuadrado te indica cómo cambia el tamaño de tu salto.

El número inicial es 4, por lo que inicialmente la longitud de tu saltos es 4, y puedes saltar cuatro celdas a la derecha. Aterrizas en una celda marcada con -1, por lo que ahora la longitud de tu salto se reduce a 3, y tienes la opción de saltar tres celdas a la izquierda o tres celdas a la derecha desde esa celda.

Ten en cuenta que los saltos negativos no están permitidos, luego no podrás caer a una celda que reduzca tu salto por debajo de 0.

Continúa de esta manera y encuentra la serie de saltos más corta que te llevará a la celda final (hay que alcanzar justo esa celda, no vale pasarse).